Tag Archive: ABEJAS


Converso sobre la reciente visita del Papa a Cuba y Estados Unidos y el proceso de relaciones de ambos paísesdes con el profesor José Rolando Figueroa, escritor y poeta cubano, miembro del Círculo de Intelectuales y Artistas Iberoamericano. A nombre de RadioMiamiTV y CóndorCuba nuestro saludo para el destacado pensador.

Anuncios

El sábado, 26 de septiembre de 2009, publicamos uno de nuestros cuentos con el titulo, La ignorancia, la muerte y la tierra prometida, hoy republicamos en condorcuba, la misma obra con el nombre de La Isla rodeada de azul. Una abeja escritora, cuenta la historia de un día en la búsqueda de los materiales para hacer la miel

idsla azul abeja 1

Cuento de Carlos Rafael Diéguez. B.

Ya no hay flores! Algunas se hallan del lado allá del mundo, casi después de la muerte. No se, ¿qué me habrá motivado hacerme escritora en medio de tanto trabajo de mi colmena? Es insoportable la ignorancia de los que caminan erguidos y se esconden la cara para robarnos la miel. Esa mala actitud me ha servido para defender con mis letras, las más de cincuenta mil compañeras que conforman la maravilla arquitectónica de la casa donde vivimos-la colmena- y producimos, lo más dulce del planeta: La Miel porque ¡ Las flores son como madres de la tierra. Sigue leyendo

Afrodisiacos para el 2012

Tradicionalmente se han considerado como remedios naturales afrodisiacos el hinojo, el ajo, la cebolla, el apio, las fresas, la semilla de sésamo, la miel (y el polen de abeja), los aguacates, las almendras, las alcachofas y los mariscos.

Existen varias recetas populares para fortalecer y reanimar las facultades generativas como los siguientes:

 Todo el blog PAZAMOR

Ya no hay flores! Algunas se hallan del lado allá del mundo, casi después de la muerte. No se, ¿qué me habrá motivado hacerme escritora en medio de tanto trabajo de mi colmena? Es insoportable la ignorancia de los que caminan erguidos y se esconden la cara para robarnos la miel. Esa mala actitud me ha servido para defender con mis letras las más de cincuenta mil compañeras que conforman la maravilla arquitectónica de la casa donde vivimos-la colmena- y producimos lo más dulce del planeta: la miel.  Las flores son como madres de la tierra.