Por Lic. Carlos Rafael Diéguez.*

saludLa Salud es un estado de pensamiento y la Guerra también. Al estar en conflicto con otros, se infiere que la enfermedad se encuentra haciendo efectos en su entorno porque viene desde el interior humano, de la siquis. Durante ese tiempo el cerebro ha estado acumulando una “materia” explosiva que puede manifestarse como resentimiento, envidia, frustración, odios y otras lacerantes formas nacidas como consecuencia de un negativo record de mala calidad de vida. Los pensamientos se convierten en objetos y son lanzados cerca o lejos. Sigue leyendo

Anuncios