Por  Roberto  Bastidas

“El 23 de noviembre de 1856 fallece la ecuatoriana Manuela Sáenz en la más profunda pobreza, la Libertadora del Libertador fue expulsada de su propia Patria y todavía hoy, en algunos sectores, no se le otorga todo el reconocimiento que ella merece”, reconoció en La Habana el Embajador de la República del Ecuador Edgar Ponce Iturriaga. Seguir leyendo