Por Carlos Rafael Diéguez1f606dc8695fa27f537f4e4919ef0d3f

Por estos finales de julio Obama  visita Kenia, la tierra de sus ancestros, y en coincidencia tengo en mis manos un libro que bien pudiera ser de cabecera para el pueblo norteamericano, «La  Audacia de la Esperanza», más que un libro, un legado escrito por el Presidente Barak Obama, y una obra que debería incluirse en el sistema educacional de Estados Unidos, por sus aportes a los valores humanos a la familia y a la manera de de gobernar.

Desde la dedicatoria el autor comienza a cautivar cuando se refiere a las mujeres que lo criaron: su abuela, TUTU y su mamá. A la primera la identifica como la roca de estabilidad de toda su vida y a su progenitora, el espíritu cariñoso que lo sustenta. Sigue leyendo