El pasado 28 de febrero cumplio años Ana Belén Montes                      tesoro-comision-ryd-anabelenmontes  Tengo La satisfacción y  la responsabilidad de dar a conocer al mundo esta noticia, que avala el principio martiano, “HONOR A QUIEN HONOR MERECE”

Acuerdo NO. 2017-02-05: otorgamiento de la distinción “Paz y derechos humanos” a la defensora de la Paz, Ana Belén Montes.

 

ANTECEDENTESTESORO-Comisión-RyD-AnaBelenMontes

 

Primero: Ana Belén Montes. Ex analista superior de inteligencia en la Agencia de Inteligencia de Defensa (DIA) de los Estados Unidos fue arrestada el 21 de septiembre de 2001, diez días después de los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001, y acusada del delito de “conspiración para cometer espionaje” a favor del gobierno cubano. Condenada en el año 2002 por “entregar a Cuba información que le permitiera conocer los planes de agresión de Estados Unidos contra la isla”, se declaró culpable de los cargos que se habían levantado contra ella, los cuales le podrían haber valido la pena de muerte, pero finalmente fue sentenciada a 25 años de prisión en octubre de ese año, luego de haber llegado a un acuerdo con la fiscalía

Segundo:  Nacida el 28 de febrero de 1957 en una base militar de la ex Alemania, en plena Guerra Fría. Nieta de asturianos que emigraron a Cuba y Puerto Rico, donde nació su padre, el psiquiatra militar Alberto Montes.

Pasó los primeros años de su vida en Europa. Más tarde su padre fue trasladado a Kansas, donde se formó en distintos colegios militares y selectos internados. En 1979 se graduó de la Universidad de Virginia, y en 1988 obtuvo una maestría en la Escuela de Estudios Internacionales Avanzados de la Universidad Johns Hopkins.

Proveniente de una familia con fuertes credenciales conservadoras y conexiones dentro de la comunidad de contrainteligencia de los EE.UU. Su ex novio era un especialista en la inteligencia cubana para el Departamento de Defensa, su hermana (Lucy) quien fue premiada por el FBI por traducir informes de inteligencia de los cinco cubanos que fueron condenados por espionaje en 2001, en Miami y su hermano (Tony) eran agentes del FBI

Tercero: Ana Belén dedicó su vida a frustrar los intentos agresivos del gobierno de Estados Unidos contra Cuba, lo cual permitió, salvar miles de vidas de cubanos, que serían los atacados y de estadounidenses, que serían los atacantes. Ante cada intento de agresión estadounidense, el conocimiento previo de Cuba sobre la misma, proporcionado por Ana Belén y la preparación que se realizaba por parte de las fuerzas cubanas, lograron neutralizar los planes guerreristas del gobierno de Estados Unidos.

Cuarto:  En estos momentos Ana se encuentra en la prisión de Carswell, en Fort Worth, Texas condenada a 25 años de prisión, de los cuales ya ha cumplido 15. Recientemente sufrió una operación de cáncer de mama de la cual todavía está convaleciente.

Quinto: Su dedicación al mantenimiento de la paz, su valentía, así como su estado de salud actual, motivó que el Presidente Coordinador General de la Coordinadora Internacional TESORO, a petición de varios de los miembros de esta Comisión, solicitara la tramitación correspondiente, según lo preceptuado, para determinar si procedía el otorgamiento de la Distinción “Paz y Derechos humanos” a doña Ana Belén Montes.

Sexto: Después de haber recibido la aprobación de esta Comisión en la que fue aprobada por mayoría absoluta se siguieran los trámites requeridos, la propuesta fue expuesta en las redes sociales integradas (RSI) de TESORO durante una semana, no habiéndose recibido objeciones de tipo alguno, que aconsejen no emitir la CERTIFICACIÖN de otorgamiento.

Séptimo: por ACUERDO NO. 2017-01-01 fui designada para desempeñar la Secretaría de esta Comisión.

Octavo: Habiéndose cumplimentado los trámites pertinentes y teniendo la aprobación de la Comisión en pleno, corresponde ahora expedir la presente certificación del

ACUERDO NO. 2017-02-05

Aprobación de otorgamiento de la distinción “Paz y derechos humanos” a la defensora de la Paz, Ana Belén Montes.

Candelaria Cruz Suárez, Secretaria de la Comisión Internacional de Reconocimientos y Distinciones de TESORO, doy fe de la veracidad de los antecedentes recogidos en la certificación del presente ACUERDO, que recoge además las indicaciones siguientes:

Primero: otorgar a Ana Belén Montes la distinción “Paz y derechos humanos”.

Segundo: proceder a la confección del Certificado de notificación, de acuerdo al modelo establecido para el Reconocimiento/distinción correspondiente

Tercero: proceder a la notificación del presente Acuerdo, a todos los miembros de la Comisión, a Dña. Ana Belén Montes y al público en general, a través de todos los medios disponibles, incluyendo muy especialmente a TESORO y su Plataforma de InfoCom; rogando asimismo a todos los miembros de la Comisión que en la medida de sus posibilidades, den a conocer la noticia.

Cuarto: encomendar al Coordinador General Territorial de TESORO para América del Norte (NorAm), Carlos Rafael Diéguez, la notificación a Dña. Ana Belén Montes y de ser posible la entrega del Certificado emitido, a través de los medios que sean posibles.

Candelaria Cruz Suárez

Secretaria de la CI RyD.

Las Palmas de Gran Canaria

2017-02-21

GRUPO EL HERALDO  sarahnes@cubarte.cult.cu

 

“LA  SENSACIÓN  DE  CUMPLIR  CON  EL  MÁS  SAGRADO  DE  LOS  DEBERES,

 LUCHAR  CONTRA  EL  IMPERIALISMO  DONDEQUIERA  QUE  ESTÉ”

 

CHE

 

 

28 DE FEBRERO DE 1957

Nace
Ana Belén Montes

Ex analista superior de inteligencia en la Agencia de Inteligencia de Defensa (DIA) de los Estados Unidos. Arrestada el 21 de septiembre de 2001, diez días después de los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001, y acusada del delito de “conspiración para cometer espionaje” a favor del gobierno cubano.ana-belen-montes

Condenada en el año 2002 por “entregar a Cuba información que le permitiera conocer los planes de agresión de Estados Unidos contra la isla”, se declaró culpable de los cargos que se habían levantado contra ella, los cuales le podrían haber valido la pena de muerte, pero finalmente fue sentenciada a 25 años de prisión en octubre de ese año, luego de haber llegado a un acuerdo con la fiscalía.

Declaración de Ana Belén Montes durante el juicio sumario en su contra ante un tribunal federal de Washington DC, el 16 de octubre de 2002.

“Existe un proverbio italiano que quizás sea el que describe de la mejor forma en lo que yo creo: Todo el Mundo es un solo país. En ese “país mundial” el principio de amar al prójimo tanto como se ama a uno mismo resulta una guía esencial para las relaciones armoniosas entre todos nuestros “países vecinos”.

Este principio implica tolerancia y entendimiento para las diferentes formas de actuar de los otros. El establece que nosotros tratemos a otras naciones en la forma en que deseamos ser tratados, con respeto y consideración. Es un principio que, desgraciadamente, yo considero nunca hemos aplicado a Cuba.

Honorable, yo me involucré en la actividad que me ha traído ante usted porque obedecí mi conciencia más que obedecer la ley. Yo considero que la política de nuestro gobierno hacia Cuba es cruel e injusta, profundamente inamistosa, me consideré moralmente obligada de ayudar a la isla a defenderse de nuestros esfuerzos de imponer en ella nuestros valores y nuestro sistema político.

Nosotros hemos hecho gala de intolerancia y desprecio hacia Cuba durante cuatro décadas. Nosotros nunca hemos respetado el derecho de Cuba a definir su propio destino, sus propios ideales de igualdad y justicia. Yo no entiendo cómo nosotros continuamos tratando de dictar como Cuba debe seleccionar sus líderes, quienes no deben ser sus dirigentes y que leyes son las más adecuadas para dicha nación. ¿Por qué no los dejamos decidir la forma en que desean conducir sus asuntos internos, como Estados Unidos ha estado haciendo durante más de dos siglos?

Mi mayor deseo sería ver que surja una relación amistosa entre Estados Unidos y Cuba. Espero que mi caso, en alguna manera, estimule a nuestro gobierno para que abandone su hostilidad en relación con Cuba y trabaje conjuntamente con La Habana, imbuido de un espíritu de tolerancia, respeto mutuo y entendimiento.Hoy vemos más claro que nunca que la intolerancia y el odio –por individuos o gobiernos– lo único que disemina es dolor y sufrimiento. Yo espero que Estados Unidos desarrolle una política con Cuba fundamentada en el amor al vecino, una política que reconozca que Cuba, como cualquier otra nación quiere ser tratada con dignidad y no con desprecio.

Una política como esa llevaría nuevamente a nuestro gobierno a estar en armonía con la compasión y la generosidad del pueblo estadounidense. Ella permitiría a los cubanos y estadounidenses el aprender como compartir unos con los otros. Esto permitiría que Cuba abandone sus medidas defensivas y experimente cambios más fácilmente. Y esto permitiría que los dos vecinos trabajen conjuntamente y con otras naciones para promover la amistad y cooperación en nuestro “país mundial” y en nuestra única “patria mundial”.”

PUBLICADO POR EL CRO. DARIO DEL PIP EN FACEBOOK.

Anuncios