Traducido del más allá por  Max Lesnik

 

 Por el DUENDEtrump-hitler-300x169
La sociedad estadounidense está  atravesando momentos  difíciles. Estas elecciones presidenciales de Estados Unidos nada tienen que ver  con todas las  anteriores, puesto que el  fenómeno  del  “Trompìsmo” ha infectado  a millones  de norteamericanos, que enfermos de  un fanatismo  irracional, están dispuestos  a votar  por  un candidato  presidencial ignorante,  que dice las cosas  más  absurdas y falsas  con una firme convicción de que son ciertas y que con ellas  llevará  a Estados Unidos  a nuevos escenarios  de grandeza.

Donald Trump  es  a todas luces  un depredador sexual. Su conducta para con las  mujeres  nos  hace  llegar  a esa conclusión aunque sin embargo hay un  buen número  de  mujeres  norteamericanas que están dispuestas  a  votar  por  él. Algo así como el  “Síndrome de Estocolmo”  según  el  cual  la víctima se  identifica  con su victimario y llega  hasta  amarlo con apasionada intensidad. Masoquismo se llama esa  enfermedad.

De que los  hombres “machistas” respaldan a Trump  a nadie  le cabe la menor duda. Como también  le dan su  apoyo  los racistas de toda  laya, desde los supremacistas blancos  anti-negros y  anti-hispanos hasta los simpatizantes del  nazismo y  el Ku Klux  Klan,  a los  que se agregan los  que dicen que no hay tal  “cambio climático”  que pone  en peligro el planeta  y  la humanidad. Y no  faltan cubanos  de la extrema derecha  que dicen estar con él.trump-hitler

Donald Trump  está  contra  todos los  que  no lo acepten como es él y los  que no  piensen como él. ¡A la cárcel  con  ellos!, dirá Donald Trump como lo dijo  de  Hillary Clinton en el segundo debate  por la  televisión.

Donald Trump no puede ser Presidente de Estados Unidos- sería  una  locura suicida-  y no lo será en las elecciones  del 8 de noviembre. Pero el “Trompismo” no morirá  con la derrota de Trump en las urnas, porque ese “nazismo”  escondido que había en las  entrañas de la sociedad  norteamericana, lo  único que ha hecho Donald Trump   es sacarlo a flote y enseñarlo  al mundo en toda  su  horrible  realidad.

El “Trompismo”  es  anterior  y peor  que  Donald  Trump. Es  el nazismo  americano. El  mismo  perro fascista  con diferente collar.

Y hasta  el próximo lunes amigos de El Duende que con mi gallo  me voy cantando a mi tumba fría, Bambarambay.

Anuncios