Matthew sale al mar

La Habana, Cuba.- Con Mathew aún en el horizonte, los orientales, y la nación toda, se han lanzado a recuperar los daños ocasionados por el meteoro. Como tantas veces en el último medio siglo, el país ha puesto en funcionamiento la engrasada maquinaria de una obligada recuperación que ha llegado en un momento complicado para la economía nacional.

Sin embargo, la organización y la previsión han sido factores comprobadamente efectivos en función de restañar las heridas originadas por la colosal fuerza de la Naturaleza.

Por fortuna, el paso del meteoro, más al este de lo vaticinado en principio, fue rápido y por la parte menos bravía del huracán, aunque no dejaron de sentirse sus amenazadores efectos.

Sin embargo, la braveza del meteoro se estrelló contra la milimétrica previsión gubernamental que prácticamente cubrió todas las posibilidades del azote.

Todo por oriente

Cuando Mathew era apenas una lejana amenaza, el país comenzó a tomar medidas para asimilar el previsto golpetazo. No solo la Defensa Civil, sino prácticamente todo el aparato gubernamental, se pusieron en función de evaluar los posibles daños y destinar los recursos necesarios para paliar los destrozos.

A las provincias orientales, en especial a Santiago de Cuba, Holguín y Guantánamo, llegaron maquinaria, herramientas, repuestos técnicos, alimentos y todo lo necesario para soportar primero y recuperar después.

Ahora, no queda otra alternativa que meter el cuerpo y arrimar el hombro en la reconstrucción de los estragos que dejó el meteoro. No hay que escatimar esfuerzos a la hora de recuperar todo lo dañado al ritmo que permita la realidad económica, porque otra vez la nación está a prueba.

nstituto de Meteorología de Cuba: Aviso de ciclón tropical No. 31 (12:00 am)

La pared del ojo del intenso huracán Matthew ha azotado por varias horas a los municipios de Imías, Maisí y Baracoa, en la provincia de Guantánamo, con vientos estimados entre 200 y 250 kilómetros por hora y rachas superiores. En las últimas horas el centro de Matthew ha mantenido un movimiento muy lento sobre el extremo oriental de Cuba, pero ya ha comenzado a desplazarse al norte con una velocidad de traslación de 10 kilómetros por hora, saliendo al mar por un punto al este y próximo a Baracoa.

A la medianoche el centro de Matthew fue estimado en los 20.4 grados de latitud norte y los 74.4 grados de longitud oeste, posición que lo sitúa a unos 10 kilómetros al este de la ciudad de Baracoa y a 100 kilómetros al estenordeste de la ciudad de Guantánamo.

Matthew tiene vientos máximos sostenidos que han descendido ligeramente hasta 215 kilómetros por hora, superiores en rachas, con una presión central que es ahora de 950 hectoPascal, manteniéndose como un intenso huracán categoría 4 en la escala Saffir-Simpson.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: