Por Carlos Rafael Diéguez.

U.S. Democratic presidential candidate Sen. Sanders delivers an address to Liberty University students in Lynchburg

U.S. Democratic presidential candidate Sen. Bernie Sanders (I-VT) delivers an address to Liberty University students at the school in Lynchburg, Virginia, September 14, 2015. REUTERS/Jay Paul – RTS12TA

 El mundo necesita un hombre como Bernie Sanders, para poner orden a todos los niveles. El pueblo de Estados Unidos y en especial los jóvenes, las mujeres y  aquellas capas sociales que viven para buscar empleos o son “juguetes” de empleadores sin escrúpulos, están necesitados de seguir un camino distinto. En entrevista con Víctor  Nieto ciudadano estadounidense nos aseguró: ” Bernie Sanders representa la solución para los problemas del 99  por ciento  de la población norteamericana”. No hay dudas,  el otro uno por ciento, pudiera sumarse y contribuir a engrandecer esta nación. ¿Quién es este señor, Sanders que también trae tanta luz?

Bernie Sanders es un candidato Demócrata para Presidente de los Estados Unidos. En 2006, fue elegido al Senado estadounidense después de 16 años como congresista de Vermont en la Cámara de Representantes. Ahora Bernie está cumpliendo su segundo término en el Senado de los Estados Unidos después de ganar su reelección en 2012 con el 71% de los votos.

Nacido en Brooklyn, Nueva York, fue estudiante en James Madison High School, Brooklyn College y la Universidad de Chicago. Después de graduarse se mudó a Vermont donde trabajó como carpintero y documentalista. En 1981, fue electo alcalde de Burlington, la ciudad más grande del estado, por un margen de tan sólo 10 votos.

Como alcalde, el liderazgo de Bernie ayudó a transformar a la pequeña ciudad de Burlington en una de las urbes más vibrantes y habitables de Estados Unidos. En el transcurso de su administración la ciudad logró importantes avances en proveer viviendas asequible, en fiscalización progresiva, en protección al medio ambiente, en cuidado de los niños, en derechos de las mujeres, en programas para jóvenes y en las artes.2A62A60000000578-0-image-a-17_1436473298183

Como Congresista, Bernie ha luchado sin descanso en pos de las familias trabajadoras, enfocándose en detener el desvanecimiento de la clase media y la disparidad entre la clase rica y el resto de nosotros. Bernie ha sido llamado “un legislador práctico y exitoso” y fue apodado el “Rey de la Enmienda” en la Cámara de Representantes por lograr la aprobación de más enmiendas que cualquier otro miembro del Congreso. Como presidente del Comité Senatorial de Asuntos de Veteranos, Bernie trabajó con ambos partidos políticos para fungir como un “puente entre la división tóxica y partidista que existe en Washington y cerró uno de los tratos más importantes en años”. En 2015, los líderes del Partido Demócrata designaron a Bernie para servir como líder de oposición en el Comité Presupuestario del Senado.

Bernie vive en Burlington, Vermont, con su esposa Jane. Tiene cuatro hijos y siete nietos.

La Política de Bernie Sanders

El pueblo estadounidense debe tomar una decisión fundamental: ¿Qué debemos seguir? ¿El descenso en los últimos 40 años de nuestra clase media y la disparidad creciente entre la clase muy rica y todos los demás? Ó por lo contrario, ¿deberíamos de luchar por una estrategia económica progresiva que crea nuevos trabajos, aumenta los salarios, proteja el medio ambiente y ofrezca servicios de salud para todos? ¿Estamos preparados para enfrentar el enorme poder económico y político de la clase multimillonaria?  ¿Ó vamos a seguir cayendo hacia la oligarquía económica y política? Estas son las preguntas más importantes de nuestros tiempos, y la forma de cómo nosotros respondamos a esas preguntas determinarán el futuro de nuestro país.20150702_bernie_sanders_ap_1160_956x519

Millones de estadounidenses trabajan para recibir un sueldo insuficiente. Debemos asegurarnos que ni un solo empleado de tiempo completo viva en la pobreza. El salario mínimo federal actual es un salario de inanición y debe ser elevado a un salario de subsistencia digna. Tenemos que elevarlo a $15 por hora durante los años venideros.
Debemos también establecer equidad salarial para la mujer. Es completamente inconcebible que las mujeres ganen menos que los hombres al realizar el mismo trabajo.

La verdadera tasa de desempleo es mucho más alta que la cifra “oficial” reportada típicamente en los noticieros. Cuando uno incluye el número de trabajadores que desistieron en su búsqueda de empleos, o aquellos que tienen un empleo de medio tiempo pero desean trabajar tiempo completo, la verdadera tasa es mucho mayor de lo que sugieren esos anuncios oficiales.

La situación es mucho peor para la gente joven. Un estudio reciente encontró que más del 50% de los jóvenes afroamericanos y más de un tercio de blancos e hispanos están buscando trabajo de tiempo completo. Estamos justo en el ojo de la tormenta de una crisis de desempleo, y debemos tomar acciones decisivas para enfrentar esta situación.

El senador Sanders ha apoyado por décadas los derechos LGBT. En 1983, durante su primer término como alcalde de Burlington, el senador Sanders apoyó el primer Desfile por el Orgullo Gay en la historia de la ciudad. Poco tiempo después firmó una ordenanza que prohibió la discriminación habitacional en esa comunidad.

Al servir en la Cámara de Representantes, durante sus años como congresista, él votó en contra de la ley “Don’t Ask, Don’t Tell” en 1993 y la infame Ley de la Defensa del Matrimonio (DOMA, por sus siglas en inglés) en 1996. El senador Sanders celebró los históricos dictámenes de la Suprema Corte en 2013 y 2015 que revocaron DOMA y reconocieron el matrimonio gay como un derecho en todos los 50 estados, y le llamó a dichos dictámenes “una victoria para las parejas del mismo sexo a lo largo del país y para todos aquellos que buscamos otorgarle derechos iguales a todos nuestros ciudadanos”.

Estados Unidos ha logrado un extraordinario progreso en los derechos LGBT en una cantidad de tiempo relativamente corta, pero aún nos queda mucho trabajo por hacer.

Verdaderos valores familiares

Cuando mis colegas Republicanos mencionan “valores familiares”, por lo general se refieren a oponerse a anticonceptivos, a negarle a la mujer su derecho a decidir, o a obstruir los derechos de la comunidad LGBT.150812045257_bernie_sanders_624x351_bbcmundo

Los verdaderos valores familiares fortalecen los lazos familiares y mejoran las vidas de nuestras familias. Cuando se trata de estos valores, nuestro país merece algo mejor.

Somos el único país desarrollado en el mundo que no garantiza vacaciones con goce de sueldo para nuevos padres. De 182 naciones que proporcionan vacaciones pagadas para esta finalidad, más de la mitad garantizan por lo menos 14 semanas.

Somos los únicos, de entre 22 naciones ricas, que no garantizan algún tipo de permiso pagado por enfermedad, y los únicos que no proporcionan pago por discapacidad para empleados sometidos a tratamientos de cáncer de 50 días.

Somos la única economía avanzada, y los únicos de 13 naciones en todo el mundo, que no garantizan vacaciones pagadas a sus trabajadores.

La verdad es que estamos muy por debajo de otros países desarrollados en muchas de las políticas que deben acercar a las familias trabajadoras. Eso está mal. Es una farsa. Y debería ser una vergüenza para cualquier persona que presume luchar por los valores familiares de este país.

Reformemos Wall Street

Wall Street ya no puede seguir siendo un tahúr desbocado, apostando billones de dólares en instrumentos financieros riesgosos mientras que la cuenta de su rescate la paga el pueblo.

Es hora de dividir las grandes instituciones financieras del país. Las seis corporaciones de finanzas más grandes de este país hoy poseen bienes que equivalen al 60 por ciento del producto interno bruto de la nación. Estos seis bancos emiten más de dos tercios de todas las tarjetas de crédito y más del 35 por ciento de todas las hipotecas. Ellos controlan 95 por ciento de todos los derivados especulativos y 40 por ciento de todos los depósitos bancarios en Estados Unidos.

Tenemos que fraccionar las instituciones financieras que son demasiado grandes para fallar. Esas corporaciones recibieron un rescate de $700 mil millones por parte del contribuyente estadounidense, y más de $16 billones en préstamos de la Reserva Federal, virtualmente libres de intereses. A pesar de eso, las instituciones de finanzas ganaron más de $152 mil millones en 2014 —el año más lucrativo en su historia, y tres de las cuatro instituciones financieras más poderosas del país hoy son 80 por ciento más grandes de lo que fueron antes que nos impusieran su rescate.

Nuestro sistema bancario debe ser parte de una productiva economía que genere empleos. La Reserva Federal, la entidad gubernamental que funge como el motor de la industria bancaria, debe eliminar sus conflictos de interés, proveer una supervisión más estricta e insistir en que todo banco que ella apoye trabaje para la economía en una forma que fructífera para todos, no sólo para unos cuantos.

Si un banco es demasiado grande para fallar, entonces es demasiado grande para existir. Estas instituciones han adquirido demasiado poder económico y político, poniendo en peligro nuestra economía y nuestro proceso político.

El programa que está planteando Sanders, es lo que necesitan los pueblos del mundo y en especial el de Estados Unidos.

Entrevista exclusiva en Miami con Victor Nieto sobre la luz que representa  Sanders

Anuncios