Queridos compañeros:Ana_Belen_Montes_mashup

En el día de hoy, 15 de diciembre del 2015, se han enviado numerosas cartas al Presidente Obama respecto a la compañera presa en los Estados Unidos.Junto a una cantidad indeterminada de mensajes individuales, ha habido una decena de misivas colectivas, enviadas por:

  1. Comité Cubano & “Canto de Todos” – Solidaridad internacional [anexo 1].
  2. Movimiento de solidaridad francés (con 261 firmantes y dos coordinadores, incluyendo copia escrita a la Embajada de EEUU en Francia) [anexo 2]
  3. Asociaciones de solidaridad con Cuba en Suecia “Cubanos por Cuba” y “Asociación Sueco-Cubana” [anexo 3]
  4. Coordinadora de Solidaridad con Cuba de Madrid, integrada por diferentes organizaciones de solidaridad con Cuba y su Revolución, secundada por la Asociación Paz y Amistad, elColectivo 26 de Julio, la Asociación Amistad Cuba Miguel Hernández, la Asociación Treballem per cuba  Treballem per Boyeros [anexo 4].

Deseamos agradecer profundamente a todos Ustedes por el altruismo, abnegación, y solidaridad incondicional con el cual han venido trabajando a lo largo de un mes de constante labor, lo cual ha desembocado en el noble resultado de cientos de firmantes de 29 naciones.

Más adelante, enviaremos cartas individuales de agradecimiento a las muchas personas que han colaborado de manera individual en este noble empeño, actuando como coordinadores, gestores, promotores, etc.

Hasta la Victoria.

Comité Cubano Pro Trato Más Humano Para Ana Belén Montes.

ANEXO I

Comité Cubano & “Canto de Todos” – Solidaridad internacional.

 

Ø  PARA EL SEÑOR PRESIDENTE DE LOS ESTADOS UNIDOS, BARACK HUSSEIN OBAMA, PREMIO NOBEL DE LA PAZ.

Ø  DEL MOVIMIENTO DE SOLIDARIDAD CON ANA BELÉN MONTES.

 

Señor Presidente:

Por medio de la presente misiva el movimiento de solidaridad con Ana Belén Montes, constituido por cientos de ciudadanos del mundo no representantes de ningún gobierno, amantes de la paz y la justicia, con relaciones en Estados Unidos, le pedimos a Usted que se tengan en cuenta los siguientes cuatro elementos respecto a la señora Ana Belén Montes, reclusa FMC 25037-016 en la Federal Medical Center Carswell Prison.

1)     Que dicha prisionera, quien frisa ya casi los 60 años, ha cumplido más de la mitad de su sentencia con muy buena conducta, sin haber cometido delito alguno durante su encarcelamiento, y estando imposibilitada legalmente de reincidir en ninguna de las causas que conllevaron a su encierro, hallándose también privada de futuro laboral debido a su sanción.

2)      Que las relaciones Cuba-EEUU han dado un vuelco positivo debido en gran medida a la postura de Usted como Premio Nobel de la Paz y político realista, por lo cual las aspiraciones de la señora Ana Belén Montes a que surja una relación amistosa entre cubanos y norteamericanos, siendo abandonada la hostilidad y trabajándose conjuntamente en un espíritu de respeto mutuo y amor al vecino, donde interactúen ambos pueblos para el bien de nuestro único “país global”, ameritan el que se considere a dicha señora como una persona de nobles intenciones atenuantes, alguien interesado en la normalización política Cuba-EEUU, y no una delincuente común.

3)     Que Cuba ha sido excluida de la lista de países patrocinadores del terrorismo, obviamente con el consenso de las Agencias de Inteligencia de Estados Unidos, por lo que se sobreentiende que Ana Belén Montes no es un peligro para la Seguridad Nacional de la nación que Usted preside.

4)     Que las Medidas Administrativas Especiales especificadas para Ana Belén Montes en el juicio se referían a limitar su acceso a computadoras, pero a la vez en ese proceso quedó permitido por adelantado el que ella tuviera el derecho a escribir, ser filmada, participar en documentales, dar entrevistas, mantener correspondencia, correos electrónicos, sostener contactos personales, e incluso tener contacto con individuos representantes de otras naciones, siempre y cuando tales actividades estuvieran monitoreadas por la DIA, el FBI, u otra agencia de inteligencia, y no incluyeran información censurable según los criterios de las agencias que velan por la Seguridad Nacional de los Estados Unidos.

 

En consecuencia pedimos a Usted, señor Presidente, que en su calidad de Premio Nobel de la Paz, atendiendo a la Historia, y a las expectativas de personas humanitarias del mundo, así como a las futuras fiestas navideñas donde la familia norteamericana de la señora Montes puede recibir un magnífico regalo de paz, se le conceda a la reclusa FMC 25037-016 en la Federal Medical Center Carswell Prison lo siguiente:

  1. Reajustes de sus actuales condiciones de encarcelamiento a la sentencia original, devolviéndole a Ana Belén Montes el derecho a la amistad, y otorgándole una justa disminución de las medidas de incomunicación extremas en torno a su persona.
  2. Reducción de sentencia, dada su buena conducta durante estos 14 años de presidio.

 

Y si Usted desea pasar a la Historia como ejemplo de humanidad respecto al pueblo norteamericano, así como si Usted accede a tener un gesto final de buena voluntad hacia la normalización de relaciones que Usted mismo ha propugnado entre Estados Unidos y Cuba, le pedimos que le conceda a esa familia estadounidense el cese de sus sufrimientos y el regalo de una reunificación definitiva, por medio del indulto presidencial a Ana Belén Montes, con lo cual pasará Usted al libro de la fama como un digno Premio Nobel, a quien muchas personas le agradeceremos perpetuamente tal noble gesto.

Respetuosamente, peticionarios de:

  • Cuba
  1. a) Comité Cubano Pro Trato Más Humano para Ana Belén Montes

ü  Profesor Douglas Calvo Gaínza, Coordinador del Comité Pro Trato Más Humano para Ana Belén Montes, junto a intelectuales y profesionales de Cuba, así como simpatizantes de Argentina, Alemania, Panamá, España, Colombia, Brasil, Uruguay, México, Estados Unidos e Irlanda.

Respaldado, entre otros, por los señores:

ü     Doctor Néstor García Iturbe, Fundador del Comité Pro Trato Más Humano para Ana Belén Montes.

ü     Señor Enrique Cirules, Galardonado con el Premio Casa de las Américas y el Premio de la Crítica.

ü     Profesora Natacha Santiago, Miembro del Movimiento de Poetas del Mundo; Primer Premio Nacional de Poesía, galardonada con la Distinción por la Educación Cubana.

ü     Doctora Juana Elvira Conejero, Primer Premio en el Concurso Nacional de Poesía, Premio de la Guardia de Honor “Rubén Darío”, Managua, Nicaragua.

ü     Doctor Felipe de Jesús Pérez, Profesor Titular Universidad de Ciencias Pedagógicas. Directivo de la Unión de Historiadores de Cuba.

ü     Profesora y periodista Astrid Barnet, colaboradora de la Asociación Cubana de las Naciones Unidas (ACNU).

  1. b) Proyecto para la Canción Iberoamericana “Canto de Todos”

ü  Señor Vicente Feliú Miranda, Fundador de la Nueva Trova y Coordinador del Proyecto para la Canción Iberoamericana “Canto de Todos”, en representación de artistas de Cuba, Argentina, Chile, Brasil, Venezuela, Paraguay, Ecuador, Bolivia, España, Francia, Uruguay, México, Puerto Rico, República Dominicana, Colombia, Nicaragua, El Salvador, Guatemala, Honduras, Costa Rica, Panamá, Perú.

Respaldado, entre otros, por los señores:

ü  Señor Silvio Rodríguez, Fundador de la Nueva Trova y galardonado con la Distinción por la Cultura Nacional,  Artista UNESCO por la Paz, Doctor Honoris Causa en Universidades de Lima, Veracruz y Córdoba.

ü  Señores Augusto Blanca, Marta Campos, José Andrés Ordás, Lázaro García Gil, Pedro Novo Serra, Ana Cristina Pozo y otros Fundadores de la Nueva Trova.

ü  Cantautores Raúl Elwanger y Pedro Munhoz (Brasil).

ü  Cantautores Víctor Heredia y Paula Ferré (Argentina).

ü  Cantautora Cecilia Todd (Venezuela).

ü  Cantautor Francisco Villa (Chile)

ü  Señor Fidel Díaz Castro, director de la Revista artístico-literaria “Caimán Barbudo”.

ü  Señor Omar Pérez Aroche (poeta).

Y representantes de la Nueva Canción Española.

  • Estados Unidos
  1. a) Señor Ramsey Clark, ex Fiscal General de los Estados Unidos y ganador del premio Gandhi de la Paz, como firmante particular no a nombre de ninguna organización.
  2. b) Señora Lynne Stewart, ex presa política y activista por los Derechos Humanos en USA, junto al señor Ralph Poynter, su esposo, como firmantes particulares no a nombre de ninguna organización.
  • Perú – Doctor Winston Orrillo, Premio Nacional de la Cultura del Perú, en representación de otros escritores y periodistas peruanos.
  • El Salvador – Señora Mirna Perla y Doctora Máster Edith Anaya, en representación del Colectivo de Derechos Humanos “Herbert Anaya Sanabria” y estudiantes de la Universidad del Salvador.
  • Italia
  1. a) Señora Anna Serena Bertolucci en representación de AsiCubaUmbria (Asociación de Solidaridad Internacionalista con Cuba).
  2. b) Señor Marco Papacci, en representación de la Asociación Nacional de Amistad Italia-Cuba.
  • Puerto RicoMesa de Trabajo por Ana Belén Montes en representación de organizaciones solidarias.
  • Venezuela – Señora Ingrid Rada Romero, Ganadora del IV Premio Nacional del Libro de Venezuela (2006) y del Premio “Comunicación para la Paz” (2010), en representación del Comité de Solidaridad Venezuela-Cuba “Fermín Valdés Domínguez” y de miembros del Movimiento Nacional de Solidaridad Cuba-Venezuela.
  • Canadá
  1. a) Señor Morteza Gorgzadeh en representación del Toronto Forum on Cuba.
  2. b) Señora María Elena Mesa en representación del Sunday Poetry.

Con el apoyo del Anti-Colonial Working Group.

ANEXO II

 

Monsieur le Président Obama                                                           Le quinze sept décembre 2015

The White House

1600 Pennsylvania Avenue N.W.

Washington DC 20500 (USA)

 

 

Monsieur le Président,

 

Nous vous écrivons cette lettre le 17 décembre, jour du premier anniversaire du rétablissement des relations diplomatiques entre les Etats-Unis et Cuba. Ce jour là les Cinq étaient tous enfin libres, et nous en étions vraiment très heureux.

Une ombre au tableau, Ana Belén Montés n’était pas libérée. Cette femme courageuse était elle une espionne, contrairement aux Cinq. Elle a d’ailleurs plaidé coupable lors de son procès.

La plupart des espions vendent leurs renseignement, donc leur pays, pour s’enrichir personnellement. Un cas tout récent, celui de votre concitoyen Jonathan Pollard qui, alors qu’il était employé par les services du renseignement de la Marine américaine, avait vendu des milliers de renseignements à l’état hébreu. Condamné à perpétuité il y a trente ans, il a été libéré dans la plus grande discrétion le 20 novembre dernier.

Ana Belén Montés analyste au FBI n’était pas une espionne ordinaire. Elle donnait au gouvernement Cubain, sans aucune contrepartie, de précieux renseignements pour sauver des vies humaines, prévenir des attentats. Les attentats fomentés depuis les Etats-Unis à l’encontre de Cuba ont coûté la vie à des milliers de Cubains et fait de très nombreux handicapés à vie.

La cause défendue par Ana Belén Montés au prix de sa liberté nous touche d’autant plus en France, que nous avons vécu des scènes d’horreur le mois dernier. Nous n’étions pas le seul pays victime d’ attentas, la Russie, le Liban, et le Mali ont aussi connu des heures douloureuses ce même automne. Et que dire des pays martyrs comme la Syrie, l’Irak, la Libye, l’Afghanistan et tant d’autres qui vivent cette situation insoutenable au quotidien ?

Condamnée à passer 25 ans en prison, Ana Belén Montés est en isolement absolu depuis maintenant 14 ans dans l’unité médicale psychiatrique fédérale de la prison-hôpital pour femmes Carswell de Fort Worth au Texas. Dans cette prison qui est pourtant un lieu de soins, les conditions de vie des recluses sont particulièrement terribles, voire odieuses. Nous les connaissons au travers de témoignages, notamment ceux relayés par la journaliste Betty Brink duWeekly de Fort Worth, concernant Kirstin White et Kathleen Rumpf. Aujourd’hui toutes les trois sont décédées. Ces conditions sont encore plus dures pour Ana Belén Montés du fait de l’isolement absolu dans lequel elle se trouve. La législation de votre pays limite pourtant un tel isolement à une année, éventuellement renouvelable une fois au cas où la personne condamnée représenterait un grave danger pour la sécurité des Etats-Unis. Ce n’est bien sûr pas le cas pour Ana Belén Montés, et d’ailleurs cette accusation tombe d’elle- même puisque vous avez retiré Cuba de la liste des pays pourvoyeurs de terrorisme.

Il est frappant de voir les similitudes entre le discours actuel de votre gouvernement et les propos d’Ana Belén Montés lors de sa plaidoirie. Visionnaire, elle avait anticipé sur le futur des relations entre Cuba et votre pays.

Vous avez déclaré :  “Les Etats-Unis sont encouragés par l’intention (…) de se livrer à des relations respectueuses et de coopération entre nos deux peuples et gouvernements.”. Ana Belén Montés ne disait pas autre chose, quatorze ans plus tôt: “Mon plus grand souhait serait de voir l’émergence d’une relation amicale entre les Etats-Unis et Cuba. “.

John Kerry a déclaré quant à lui: “Nous sommes déterminés à vivre en bon voisinage basé sur le respect mutuel, et nous voulons que tous nos citoyens des États-Unis et de Cuba se tournent vers l’avenir avec espoir“, quand quatorze ans plus tôt, Ana souhaitait: “Que notre gouvernement (…) abandonne son hostilité à l’égard de Cuba et travaille de concert avec La Havane, imprégné d’un esprit de tolérance, de respect et de compréhension mutuelle.”

Monsieur le président, Ana belén Montés a été condamnée par la justice fédérale et non par la Cour de Justice d’un Etat. Il vous est donc possible d’intervenir pour obtenir pour elle des conditions de détention simplement humaines, et puisque nous nous acheminons vers Noël, en la graciant, vous vous montreriez en harmonie avec le prix Nobel qui vous a été attribué au début de votre premier mandat. Cette demande nous la formulons aujourd’hui au nom de 261 amis de France.

Recevez, Monsieur le président, l’expression de nos sentiments humanistes les plus sincères.

 

Señor Presidente Obama                                                           Quince de diciembre, 2015

The White House

1600 Pennsylvania Avenue N.W.

Washington DC 20500 (USA)

 

 

Señor Presidente

 

Le escribimos esta carta el 15 de diciembre, dos días antes del primer aniversario de la restauración de las relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y Cuba. Ese día los Cinco fueron finalmente liberados, y nosotros nos sentíamos realmente muy felices.

Sólo resta un inconveniente: Ana Belén Montes no fue liberada. Esta valiente mujer, sí era una espía, a diferencia de los Cinco. Asimismo, ella se declaró culpable en el juicio.

Casi todos los espías venden su información, es decir a su propio país, para enriquecerse personalmente. Un caso muy reciente, es el de vuestro compatriota Jonathan Pollard, quien mientras estaba empleado por los servicios de inteligencia de la marina de los EEUU, había vendido miles de informaciones al estado Judío. Sentenciado a cadena perpetua hace 30 años, fue liberado con la mayor discreción el 20 de noviembre pasado.

Ana Belén Montés, analista de la DIA, no era una espía ordinaria. Dio al gobierno cubano, sin compensación, información valiosa para salvar vidas y prevenir atentados. Los atentados instigados desde los Estados Unidos contra Cuba, cobraron las vidas de miles de cubanos, y provocaron numerosos discapacitados de por vida.

La causa defendida por Ana Belén Montes al precio de su libertad, nos afecta aún más por lo que vivimos en Francia, las escenas de horror del mes pasado. No éramos el único país sometido a los atentados; Rusia, Líbano, Malí, Túnez y los Estados Unidos, también sufrieron dolorosas horas este mismo otoño. ¿Y qué decir de países como Siria, Iraq, Libia, Afganistán y tantos otros que viven en esta situación insostenible cada día?

Condenada a 25 años de prisión, Ana Belén Montes está en aislamiento absoluto desde hace 14 años en la unidad federal médica psiquiátrica del hospital de la prisión para mujeres de Carswell, en Fort Worth, Texas. En esta prisión que debería ser un lugar de atención, las condiciones de vida de las presas son particularmente duras, o incluso aborrecibles. Las conocemos a través de testimonios, por ejemplo de los transmitidos por la periodista Betty Brink del semanario de Fort Worth, con los de Kirstin White y Kathleen Rumpf incluidas. Hoy ya las tres han fallecido. Estas condiciones son aún más difíciles para Ana Belén Montes, debido al aislamiento absoluto en el cual se encuentra. La legislación de vuestro país limita, sin embargo, tal aislamiento a un año, posiblemente renovable una sola vez, en caso de que la persona represente una grave amenaza para la seguridad de los Estados Unidos. Por supuesto, éste no es el caso de Ana Belén Montes, y además esta acusación cae por sí misma, desde que Usted sacó a Cuba de la lista de países patrocinadores del terrorismo.

Es impactante ver las similitudes entre los actuales discursos de vuestro gobierno y las palabras de Ana Belén Montes durante su comparecencia en la Corte. Visionaria, ella había anticipado el futuro de las relaciones entre Cuba y vuestro país.

Usted dijo: “los Estados Unidos están animados por la intención (…) de tener relaciones respetuosas y de cooperación entre ambos  pueblos y gobiernos.” Ana Belén Montes no dijo otra cosa, catorce años antes: “mi mayor deseo sería ver el surgimiento de una relación amistosa entre los Estados Unidos y Cuba.”

John Kerry afirmó: “estamos decididos a vivir en buena vecindad, basada en el respeto mutuo, y queremos que todos los ciudadanos de los Estados Unidos y Cuba miren hacia el futuro con esperanza”, mientras que catorce años antes, Ana quería: “que nuestro gobierno (…) abandone su hostilidad hacia Cuba y trabaje en concierto con la Habana, con un espíritu  impregnado de tolerancia, respeto y comprensión mutua.”

Señor Presidente, Ana Belén Montes fue condenada por un Tribunal Federal y no por el Tribunal de Justicia de un estado. Por lo tanto, es posible para Usted intervenir a fin de conseguir para ella simplemente condiciones de detención más humanas; y ya que nos encaminamos hacia la Navidad, indultándola, Usted se mostraría en armonía con el Premio Nobel que le fue otorgado al principio de vuestro primer mandato. Esta petición, la hacemos hoy en nombre de 261 amigos  de Francia.

Reciba Señor Presidente, la expresión de nuestros más sinceros sentimientos humanistas.

 

Jacqueline Roussie

Quartier Castet,

64360 Moneim, France

 

Maurice Lecomte

20 Rue de la Capitale

13007 Marsella

France

Jacqueline Roussie

Quartier Castet,

64360 Moneim, Francia

 

Maurice Lecomte

20 Rue de la Capitale

13007 Marsella

Francia

 

ANEXO III

Asociaciones de solidaridad con Cuba en Suecia “Cubanos por Cuba” y “Asociación Sueco-Cubana”

 

The President Mr. Barack Obama

The White House
1600 Pennsylvania Avenue NW
Washington, DC 20500

E-mail: <info@mail.whitehouse.gov>

 
Dear Mr. President Barack Obama

We ask of you to intervene to obtain for Ana Belén Montes humane prison conditions
We ask you to please consider commuting the sentence of Ana Belén Montes
FMC 25037-016, Federal Medical Center, Carswell Prison, Texas

Ana Belén Montes, US citizen with a Puertorican background, was in 2002 sentenced to 25 years in jail for having supplied Cuba with classified information which she had access to as an analyst in the Defense Intelligence Agency, the DIA. She explained during the trial that she did this following her conscience, and not at the request of the Cuban Government, and neither did she ask or receive any payment for it. In her own words as she explained in court:

”I believe our government´s policy towards Cuba is cruel and unfair, profoundly unneighborly, and I felt morally obligated to help the island defend itself from our efforts to impose our values and our political system on it . . . . . . . I hope for a US policy that is based instead on neighborly love, a policy that recognizes that Cuba, like any nation, want to be treated with dignity and not with contempt. Such a policy would bring our government back in harmony with the compassion and generosity of the American people. It would allow Cubans and Americans to learn from and share with each other.”

Ana Belén stressed that: “My greatest desire is to see amicable relations emerge between the United States and Cuba.” Such a development has commenced. It was one year ago that you Mr President, together with the president of Cuba, made public your initiatives to cooperate with the aim of normalizing relations between your countries. Important progress has already been attained, the opening of embassies, cooperation agreements within different fields etc.
To show Ana Belén Montes mercy would be a noble step.

Ana Belén Montes has now served 14 years, more than half of her long sentence. In court she admitted that she had acted wrongly, but that her conscience had led her to do it to aid Cuba to, as she said, counter a grave injustice. Ana Belén is now 58 years old. In prison she has all the time behaved in an exemplary manner. But she is confined isolated from the outside world in an inhuman way, and there are serious restrictions hindering her sending letters, taking telephone calls, visits etc with reference to security. However, in the court sentence it is established that Ana Belén shall be able to have such contacts on the condition that they take place under DIA and FBI surveillance, to ensure that she does not pass on classified information. So many years have now gone by since she worked for the DIA, that at the present moment she cannot have much secret information which has relevance today.

• We therefore ask of you Mr President to use your powers to ensure that Ana Belén Montes in prison is given the humane opportunity to have the contacts under surveillance with the outside world that her sentence stipulates is legally possible; to receive visitors, write and receive letters, telephone calls etc.

• We also ask you to, before your Presidency ends, to please consider commuting the sentence of Ana Belén Montes so that she now after 14 years can be free.

Please Mr. President, receive our most sincere humanitarian wishes.

Victoria Andersson
Cubanos por Cuba
Sweden

Martin Österlin
Swedish-Cuban Association
Sweden

Contact information:

Swedish-Cuban Association (Svensk-Kubanska Föreningen)
Tegelviksgatan 40, SE-116 41 Stockholm, Sweden
E-mail: Svensk-Kubanska Föreningen <info@svensk-kubanska.se>
www.svensk-kubanska.se

 

Señor Presidente Barack Obama

La Casa Blanca

1600 Avenida de Pennsylvania NW

Washington, DC 20500,

Correo electrónico: info@mail.whitehouse.gov

 

 

Estimado Sr. Presidente Barack Obama

 

Nosotros le pedimos a Usted que intervenga con el fin de obtener para Ana Belén Montes condiciones de prisión humanas. 

Nosotros le pedimos que por favor considere la conmutación de la pena de Ana Belén Montes, FMC 25037-016, en el Centro Médico Federal, Prisión de Carswell, Texas.

 

Ana Belén Montes, ciudadana norteamericana con raíces Puertorriqueñas, fue sentenciada en el 2002 a 25 años en la cárcel por haber proporcionado a Cuba información secreta a la que tenía acceso como analista en la Agencia de Inteligencia de la Defensa, DIA. Ella explicó durante el juicio que hizo esto siguiendo su propia conciencia, y no a petición del Gobierno cubano, y que ella tampoco recibió ningún pago por esto. En sus propias palabras, según explicó ante la corte:

 

Yo considero que la política de nuestro gobierno hacia Cuba es cruel e injusta, profundamente inamistosa; me consideré moralmente obligada de ayudar a la Isla a defenderse de nuestros esfuerzos de imponer en ella nuestros valores y nuestro sistema político (…)  Espero que Estados Unidos desarrolle una política con Cuba fundamentada en el amor al vecino, una política que reconozca que Cuba, como cualquier otra nación, quiere ser tratada con dignidad y no con desprecio. Tal política pondría una vez más en armonía a nuestro gobierno con la compasión y generosidad del pueblo norteamericano.  Permitiría a cubanos y norteamericanos aprender unos de otros y compartir entre sí.”

 

Ana Belén enfatizó que: “Mi mayor deseo sería ver que surja una relación amistosa entre Estados Unidos y Cuba.”Tal desarrollo ya ha comenzado. Fue hace un año que Usted, Señor Presidente, junto con el Presidente de Cuba, hizo públicas sus iniciativas para cooperar con el objetivo de normalizar las relaciones entre vuestros países. Un progreso importante ya se ha logrado, la apertura de embajadas, acuerdos de cooperación en diversos campos, etc.

 

Demostrar gracia para Ana Belén Montes, sería un noble paso.

 

Ana Belén Montes ya ha pasado en prisión 14 años, más de la mitad de su larga sentencia. En la corte ella admitió haber actuado mal, pero también que su conciencia la había llevado a hacerlo para ayudar a que Cuba contrarrestara, según ella dijo, una grave injusticia. Ana Belén tiene ahora 58 años. En prisión, en todo tiempo se ha comportado de una manera ejemplar. Pero está confinada en aislamiento del mundo externo de una manera inhumana, y hay restricciones muy serias que la impiden enviar cartas, recibir llamadas telefónicas, visitas, etc., por referencias a la seguridad. Sin embargo, en la sentencia judicial se establece que Ana Belén podrá tener tales contactos, con la condición de que éstos tengan lugar bajo la vigilancia de la DIA y el FBI, para asegurar que ella no pase información secreta. Tantos años han pasado ya desde que ella trabajó para la DIA, que al momento presente ella ya no puede tener mucha información confidencial con relevancia actual.

 

·         Por tanto le pedimos a Usted, Señor Presidente, que use sus poderes para asegurar que a Ana Belén Montes le sea dada en prisión la oportunidad humana de tener los contactos bajo vigilancia con el mundo exterior, que su sentencia estipula como legalmente posibles; recibir visitantes, escribir y recibir cartas, llamadas telefónicas, etc.

·         También le pedimos a Ud., que antes de que su Presidencia acabe, por favor considere el conmutar la sentencia de Ana Belén Montes, para que ahora, después de 14 años, pueda ser libre.

 

Por favor Sr. Presidente, reciba nuestros deseos humanitarios más sinceros.

 

Victoria Andersson

Cubanos por Cuba

Suecia

 

Martin Österlin

Anuncios