Si los medios de comunicación divulgaran las bondades de la radiestesia la sociedad estaría a tono con las crecientes necesidades de conocimiento que la población y el Estado requieren. Existe un creciente deseo de obtener más rendimientos en las inversiones que se hacen en diferentes sectores. Por ejemplo la prensa radial y escrita tiene una cuota de responsabilidad en
“denunciar” literalmente, que no debemos seguir construyendo casas y edificios sin tomar en cuenta la nocividad de los terrenos. Para eso no hay que ser experto en Medicina del Hábitad o Feng Shui. La radiestesia pudiera resolver este problema si estuviera en manos de otros sectores poblacionales e institucionales.

Anuncios