Por Carlos Rafael Diéguez.

Entre los artículos más atinados que he leído en los últimos días en México sobre las elecciones presidenciales a punto de producirse el domingo primero de julio está uno del colega Guillermo Almeyra del periódico La Jornada quien grafica con detalles como este país con 67 mil asesinados, ocupado militarmente, en el que el narcotráfico despliega ejércitos mejor armados que las fuerzas del Estado, y donde Estados Unidos manda, entra, sale, actúa, controla, manda armas a los narcos, lava dinero de la droga, espía y hace y deshace en la política y en la economía –y en medio de la mayor crisis capitalista mundial de todos los tiempos, México no está en una simple renovación electoral de la cúpula del Estado.
Lo que está en juego recalca el articulista es, es si México culminará su integración subordinada con Washington. Es la independencia del país y la posibilidad de una alternativa al neocolonialismo y de la construcción de un sistema que asegure trabajo, estabilidad, desarrollo, paz y justicia, trabajando para eliminar la explotación y la opresión.
Lo que he visto en este país de más de 111 millones de habitantes en los últimos meses es interés por un cambio definitivo, así me lo confirman los testimonios de muchos estudiantes, muy jóvenes, al verlos asistir a las plazas a apoyar a su candidato y abucheando a otro. Cuando faltan apenas unos pocos días y noches para el voto definitivo, aquí los Medios están apostando de esta manera: de cada diez mexicanos, 10 votos serían para el candidato presidencial de la coalición Compromiso por México, Enrique Peña Nieto, siete votos para el representante de la izquierda, Andrés Manuel López Obrador y cuatro votos dedicados a la candidata presidencial del PAN, Josefina Vázquez Mota.
Una reciente nota publicada el último domingo en la mañana del abanderado priista plantea: que los enemigos del país no son quienes están participando en la contienda electoral, sino la pobreza, la inseguridad y la incapacidad de gobierno. Peña Nieto tiene asegurado muchos puntos provenientes de las mujeres de México a quien consideran “muy guapo”, “como guapa” Josefina, los hombres, mientras el voto mayoritario de López Obrador procederá de los estudiantes. Como se aprecia la disputa está entre tres, cualquier cosa puede pasar.
Josefina Vázquez Mota, abanderada del PAN aseguró que se encuentra a tan sólo un par de puntos de Enrique Peña Nieto. Al presidir un acto masivo en el Parque Central de Chiapas, Vázquez Mota les pidió a las mujeres y a los jóvenes que salgan a votar el próximo 1 de julio desde antes que abran las casillas, “sé que los de enfrente andan desesperados repartiendo despensas y bultos de cemento y láminas de asbesto”.
En Globos. Com, se publicó que el PRI ha estado comprando los votos de los ciudadanos para asegurar la victoria de Enrique Peña Nieto, en las elecciones presidenciales del próximo domingo. Algunos analistas consideran estos actos como medida desesperada por conseguir que voten por su candidato porque Jalisco, Guerrero, Puebla, Veracruz, Tabasco y el Distrito Federal son las entidades que más preocupan al PRI, en donde sienten que está amenazado el voto de los ciudadanos, ya que podrían elegir a otros partidos en estas elecciones, y sobre todo porque en algunos de estos estados el PRI se ha desempeñado muy mal.
González Loza un joven mexicano acaba de opinar por INTERNET: “ Andrés Manuel López Obrador ganará las elecciones por la sencilla razón de que su movimiento MORENA tiene más de 4 millones de protagonistas, que se comprometieron de llevar a cabo la labor de conseguir 5 personas que vallan a votar, y si le sacas la cuenta, son 4 millones x 5 millones= 20 millones y aparte los protagonistas son 24 millones de votantes, y una elección se gana con 15 millones de votos, pues es lógico que Andrés Manuel gana, y aparte si se tratara de saber mi intención del voto, pues te la digo; votare por Andrés Manuel, porque solo el pueblo puede salvar al pueblo”. David un chofer de TAXI considera que es el momento de tomar la izquierda, la derecha no pegó, lo que ha hecho hasta hoy es robar.
Mario, un ingeniero mexicano fue explicito en consideraciones relacionadas con las elecciones del próximo domingo: “yo quisiera votar, participar en las decisiones del país en el que vivo pero a veces DUDO si mi voto en verdad sea contado, si en verdad las elecciones son justas o es solo un ritual para tranquilizar a la población, porque en verdad las grandes decisiones del país las toman solo unos cuantos viendo solo por su beneficio propio, creo q este país está inmerso en una demagogia, es decir a cada rato nos bombardean de información falsa de los de los candidatos, noticieros que no son neutrales y apoyan a ciertos partidos, estamos ante una guerra sucia en donde hay puros fraudes y mentiras, la verdad nadie sabe nada sobre nuestros gobernantes, pero todos votamos, y es por eso que estamos como estamos.
Otro mexicano encuestado sobre las elecciones respondió: yo no creo que un candidato en este caso AMLO tiene una varita mágica y cambiara eso, pero si creo que es la mejor opción para sentar las bases para que bajo una filosofía diferente el país pueda mejorar. ABRE LOS OJOS MÉXICO!! y sobre todo los jóvenes que son nuestro futuro.
Es casi unánime el criterio de los mexicanos: El PAN ya demostró 12 años que no tiene ni idea de cómo gobernar al país, más de 60 MIL muertos en el sexenio, nulo crecimiento económico, territorios en los cuales no hay control del Estado sino del crimen organizado, y la única ideología de los panistas ha sido el dinero, “la población les vale madres” según el decir de los lugareños.
Los que no van a votar por PRI argumentan las devaluaciones del peso mexicano, golpeado y humillado, otros piensan que es una pena para la izquierda, AMLO, porque conserva gran parte de sus fieles seguidores del 2006, pero perdió muchos cuando apareció el AMLO autoritario por los bloqueos de la Reforma, de los insultos a las Instituciones. Con estas noticias, puede darse una segunda vuelta, no se puede descartar el creciente abstencionismo, hay dudas en la población. Existe la posibilidad legal que llevaría a México a una segunda vuelta, como la que hoy viven algunas democracias en Europa.
En el 206 casi un millón de votos fueron anulados en México, el 2.16% de la votación no fue para ningún candidato y 29.6 millones de mexicanos se abstuvieron de votar. Los expertos consideran como la gran ganadora en las tres últimas elecciones presidenciales en México a la abstención y la anulación de votos. Difícilmente un presidente ha alcanzado el 50% de los votos. La abstinencia puede aumentar hasta por causas de las posibles lluvias que amenazan, o por la violencia siempre latente.
Para el actual proceso electoral, el IFE contempló materiales de votación para recibir a 84,610,389 votantes del Padrón Electoral y 79,595,394 votantes de la lista nominal, siendo el Estado de México con mayor número de votantes, pues cuenta con 10,979,978 ciudadanos en el PE y 10,411,500 en la LN.
Según datos de la dependencia electoral, de 2006 a 2012 la lista nominal creció de 71.3 a 79.5 millones de votantes. Cerca de 200 millones de boletas se comenzaron a preparar en abril de este año, para los casi 79 millones de votantes de la lista nominal.
En estas campañas de elecciones me motivó la alegría del pueblo mexicano de terminar en fiesta sus reuniones y de manera particular el papel de las ciudades municipales y los barrios. El domingo primero de Julio los mexicanos volverán a dar la batalla, puede pasar cualquier cosa, cualquiera de los tres, Peña Nieto, Josefina Vázquez o López Obrador pueden llegar a ser el nuevo presidente de México, eso solo lo saben los mexicanos.

Anuncios