Como era de esperarse, la Iglesia Católica ha sido en centro de múltiples ataques de las fuerzas reaccionarias en el exterior, sobre todo sobre la base de cuestionar su papel en relación con los acontecimientos relacionados con las recientes irrupciones en templos católicos en la Isla. Y estos ataques no son nuevos. El hecho de que la Iglesia haya asumido un papel de plena respeto hacia la realidad cubana y que busque con total honestidad un mejoría a los problemas relacionados con la misma, fortaleciendo su papel dentro de la sociedad cubana, le ha accareado fuertes e irrespetuosas  críticas de los tradicionales enmigos de Cuba,

Anuncios