La policía de Oakland, California, reprimió violentamente una manifestación de Occupy Oakland, utilizando gases lacrimógenos y granadas de aturdimiento.
También dispararon balas de goma contra alrededor 2 000 manifestantes, de ellos unas 400 personas fueron detenidas.

Anuncios