Fernández llegó el miércoles en helicóptero junto a sus dos hijos al hospital, deberá permanecer unas 72 horas internada como parte de una esperada recuperación

PILAR, ARGENTINA (04/ENE/2012).- La presidenta argentina, Cristina Fernández, fue operada con éxito el miércoles por un cáncer de tiroides, dijeron medios locales, en el inicio del tratamiento de una dolencia cuyo anuncio conmovió al país días después de que asumiera su segundo mandato.    

Fernández, de 58 años, llegó el miércoles en helicóptero junto a sus dos hijos al hospital donde fue intervenida y en el que deberá permanecer unas 72 horas como parte de una esperada recuperación, según el pronóstico unánime de expertos.

“Fue exitosa la operación”, dijo el canal Crónica TV sin citar fuentes. El canal América TV también informó que la intervención resultó bien.

4 Enero 12 – Buenos Aires – Efe/Ep

La operación a la que se ha sometido este miércoles la mandataria argentina, Cristina Fernández de Kirchner, para extraerle un carcinoma de la glándula tiroides se realizó “sin ningún inconveniente ni complicaciones”, ha anunciado el portavoz de la Presidencia, Alfredo Scoccimarro.

Según el parte médico, los cirujanos lograron practicarle una “tiroidectomía total”, es decir, la extirpación completa de la glándula tiroides, en cuyo lóbulo derecho tenía el carcinoma papilar detectado hace un par de semanas.

La intervención quirúrgica comenzó poco antes de las 8.30 horas (12.30 horas en España) y se extendió “alrededor de tres horas y media”. Actualmente, la mandataria argentina “se encuentra despierta” y “presenta una buena recuperación postoperatoria inmediata”.

Fernández de Kirchner estará ingresada unas 72 horas en el Hospital Austral, en la localidad bonaerense de Pilar, donde “recibirá los cuidados postoperatorios habituales en el área de Internación General”, ha precisado el portavoz presidencial.

El primer parte sobre la salud de la mandataria argentina, firmado por los médicos de la Presidencia Luis Buonomo y Marcelo Ballesteros, ha sido leído públicamente por Scoccimarro dos horas y media después de haber concluido la operación.

Cientos de personas, que acampan desde el martes en los alrededores del hospital, celebraron con júbilo los primeros resultados de la intervención quirúrgica mientras gritaban consignas a favor del ‘kirchnerismo’ y oraban por la pronta recuperación de la jefa de Estado.

La presencia de Fernández de Kirchner en el hospital, uno de los más prestigiosos del país, estará rodeada de fuertes medidas de seguridad. Según la agencia oficial Télam, la Gendarmería Nacional estará a cargo de la logística y del helipuerto del centro, mientras que el perímetro del hospital y el control de los vehículos en la zona correrá a cargo de la Policía de Buenos Aires.

En cuanto al acceso al hospital, esté será controlado por efectivos de la guardia presidencial y miembros de la seguridad privada del Austral. La protección de la presidenta en la planta en la que permanezca internada la realizará la Policía Federal y la guardia presidencial.

Fernández de Kirchner, de 58 años, ha sido intervenida por el equipo del doctor Pedro Saco, jefe del Departamento de Cirugía del Hospital Austral y jefe de los Servicios de Cabeza y Cuello del Instituto de Oncología Angel Roffo de la Universidad de Buenos Aires.

Una vez concluido el postoperatorio, la mandataria será trasladará a la residencia oficial donde guardará reposo hasta el próximo 24 de enero. El vicepresidente, Amado Boudou, que asumió este miércoles provisionalmente la Presidencia, se instalará en un despacho en la sede principal del Banco Nación, frente la Casa Rosada, sede del Ejecutivo, y no podrá tomar decisiones relevantes sin consultar a la mandataria, explica el diario ‘Clarín’.

 

Anuncios