Un número aún indeterminado de integrantes de la tripulación de un submarino nuclear ruso que se incendió permanece en el interior de la nave y otros 7 fueron trasladados a hospitales tras inhalar gases tóxicos, informaron este viernes (30/12) las fuerzas militares de Rusia.


El Ministerio de Defensa ruso indicó a través de un comunicado que no se registró ninguna fuga radioactiva tras el incendio, que se inició el jueves (29/12) por la tarde en un astillero ártico donde el submarino Yekaterinburg se encontraba en dique seco. Cuadrillas de bomberos seguían tratando de controlar las llamas el viernes al mediodía.
El ejército señaló que el incendio inició en un andamiaje de madera y posteriormente se extendió al casco exterior cubierto de caucho del submarino. Agregó que el reactor nuclear de la nave ha sido apagado y sus 16 misiles de punta nuclear habían sido descargados antes de las reparaciones a las que era sometido el submarino.
El comunicado del ministerio no indicó si los tripulantes dentro del submarino se encuentran atrapados o recibieron la orden de permanecer en su interior.
El ministro de Situaciones de Emergencia, Serguéi Shoigu, ha declarado a la una de la tarde local -, que el incendio estaba ya “prácticamente apagado” y que sus hombres entregarían el submarino a los militares próximamente.
El mismo Shoigu había anunciado anoche que las llamas habían sido “localizadas”, es decir, que el incendio estaba controlado. Pero la lucha contra el siniestro continuó por 12 horas más.
Dmitri Medvédev, el presidente ruso, ha dado órdenes de determinar quienes son los culpables del incendio.

El Yekaterinburg, que entró en servicio en 1985, tiene 167 metros de eslora y capacidad para portar 16 misiles intercontinentales de combustible líquido.
Aunque Medvédev ha encargado no solo investigar el accidente, sino también tomar las medidas para restaurar el sumergible, algunos expertos del Ministerio de Defensa se muestran escépticos y consideran que los trabajos para recuperar el Yekaterinburg podrían llevar meses e incluso no excluyen la posibilidad de que haya que darlo de baja definitivamente

Enviado por Arquímedes

//////////////////////////////

//////////////////////////////////////////////////////////////////
PENTÁGONO. Rusia.- Niegan riesgo de contaminacion por fuego en submarino nuclear ruso

Por A. LAMBROSCHINI
Agence France Press- DECEMBER 30, 2011

MOSCU — Las autoridades rusas anunciaron el viernes que el incendio que se declaro la vispera en el casco de un submarino ruso fue apagado, y negaron toda contaminacion radiactiva tras este incidente, que segun expertos perjudica a la capacidad de disuasion atomica de Rusia.
Nueve personas — siete marinos y dos socorristas — fueron hospitalizados tras haber sido “levemente” intoxicados por el humo, agrego el comite, que abrio una investigacion.
El submarino nuclear K-84 “Ekaterimburgo”, uno de los navios estrategicos rusos mas poderosos, estaba siendo reparado en un dique seco del astillero militar de Rosliakovo (noroeste).
Segun una fuente militar citado por las agencias rusas, al submarino se le haran reparaciones inicialmente previstas para el 2013 y que durarian un ano.
“El incendio fue apagado, ya no hay mas llamas”, declaro el ministro ruso de Situaciones de Emergencia, Serguei Shoigu, durante una reunion de la celula de crisis.
Segun el experto militar Pavel Felguenhauer, el incendio de este submarino de clase Delta-IV, segun la clasificacion occidental, afecta a la capacidad de disuasion nuclear rusa.
El siniestro consumio el casco externo del submarino, que esta cubierto de un tipo de caucho, indico el comite investigador ruso.
El nivel de radioactividad en el lugar del incendio del submarino K-84 “Ekaterinburgo” esta dentro de las normas y no presenta “ninguna amenaza para la poblacion”, segun un comunicado del ministerio de Situaciones de Emergencia.
El accidente tuvo lugar en Rosliakovo, un astillero naval militar que depende del puerto de Sveromorsk (noroeste), la base de la flota rusa del Norte. Esas localidades llamadas “cerradas” no son accesibles, salvo con una autorizacion especial.
No habia armas a bordo del “Ekaterinburgo”, que se encontraba en un muelle para obras de reparacion, y su sistema de propulsion nuclear habia sido cortado.
“Es una catastrofe enorme. Parece que el barco esta perdido, y aunque fuera posible repararlo, eso tomaria anos”, dijo Felguenhauer.
“Perder un submarino nuclear estrategico, que todavia podia servir entre diez y 13 anos, es un golpe importante para el potencial de disuasion nuclear”, agrego, destacando que Rusia solo tenia seis buques de ese tipo.
El “Ekaterinburgo” puede transportar hasta 16 misiles estrategicos.

Anuncios