En los años que siguieron a la segunda guerra mundial, los Estados-Unidos se enfrentaron a toda una serie de acontecimientos que cambiarían, más allá de lo imaginable, no sólo su visión del futuro sino el de toda la humanidad. El Presidente Truman y los más altos cargos de su estado-mayor militar, a pesar de resultar vencedores de la guerra la más cara y mortífera de toda la historia humana solo pudieron constatar su impotencia frente a estos acontecimientos sorprendentes.

En aquel tiempo , los Estados-Unidos habían descubierto , mejorado y experimentado la bomba atómica, y poseían por tanto, siendo la única nación de la tierra, un arma que tenía el poder de destruir no sólo el enemigo más peligroso, sino la tierra entera. Poseían la economía la más floreciente, la tecnología la más avanzada, el nivel de vida más floreciente; eran ellos los que ejercían la mayor influencia sobre el mundo y disponían de la potencia militar la más importante y potente de toda la historia de la humanidad.

Anuncios