El senador mafioso Robert Menéndez de Nueva Jersey.

PL – Legisladores estadounidenses dieron esta semana un nuevo paso en los intentos de reforzar el cerco económico a Cuba, con un proyecto de ley introducido en el Congreso que busca frenar la  expansión petrolera de la isla.

Los senadores Bill Nelson de Florida y Robert Menéndez de Nueva Jersey, gestores del proyecto, no ocultan que el propósito de la propuesta, aunque con un manto ambientalista, es reforzar el bloqueo económico mantenido por los gobiernos estadounidenses durante más de medio siglo.

La propuesta “Ley de polución de petróleo extranjero” eliminaría un límite de responsabilidad de 75 millones de dólares para derrames de petróleo que provienen de aguas extranjeras y permitiría a los afectados ser compensados mediante un fondo de responsabilidad.

Menéndez, integrante de grupos anticubanos, dejó claro que el objetivo es intentar frenar proyectos de explotar el petróleo en aguas territoriales de Cuba, aunque tal acción es una práctica mundial, incluyendo Estados Unidos.

Las compañías que quieran perforar en aguas cubanas lo pensarán dos veces si saben que serán responsabilizadas de cualquier daño a los cayos de Florida, las playas del sur de Florida o si un derrame llega a la corriente del Golfo de México, expresó Menéndez.

Hasta el 2013 se prevé las explotaciones en las que intervendrán compañías internacionales que dispondrán de una plataforma semi-sumergible, considerada la mejor de su tipo por su seguridad y tecnología.

El espacio cubano en el Golfo de México está dividido en 59 bloques, varios de ellos contratados por compañías como Repsol, la venezolana PDVSA y PetroVietnam, que esperan perforar una vez esté disponible la plataforma Scarabeo 9.

Según adelantos, especialistas noruegos capacitaron a 120 directivos, funcionarios y técnicos del sector petrolero cubano que participarán en la perforación de pozos en la zona económica exclusiva de la Isla en el Golfo de México.

Anuncios