Tal vez quién lo conoce pudiera comparar a Nelson Wuenselao García, con el legendario capitán Lemuel Gulliver en sus viajes por Lilliput, pues rodeado de sus pinturas, este espirituano ha cautivado el arte de la miniatura. Quienes transitan por el parque Serafín Sánchez de la ciudad de Sancti Spíritus, Cuba, podrá haberse topado con este devenido artista plástico, que a la sombra de los portales de la Casa de la Cultura, muestra y realiza sus obras.

Anuncios