El que es cubano (y el que no se entera ahora), sabe que nuestras fiestas empiezan con cuatro personas, un juego de dominó y una botellita de ron. No nos importa mucho la fecha, ni la hora, solo basta con que haya ganas de divertirse y compartir con buena gente. Pero… están esos momentos en que nos falta el divertido grupo de fichas con agujeritos y no contamos tampoco con un cubilete, entonces llega el momento que no sabemos que hacer.

La solución para esos problemas de aburrimiento es la guerra de los garabatos. Continuar leyendo Guerra de garabatos…

Anuncios