alt

Caricatura tomada de Internet

Las guerras actuales en el mundo son estimuladas por la mentira. Sobre nuestro país se han tejido y se tejen invenciones de todo tipo para justificar otra guerra. Cuba en las dos últimas décadas ha sido juzgada reiteradamente en Ginebra como violadora de los Derechos Humanos cuando en realidad a los países debía medírseles por su grado de cumplimiento de los preceptos universalmente aceptados en su conjunto. De hecho no se trata de defenderse de las acusaciones, se trata de educar en el ejercicio de los derechos allí proclamados como medio para que los individuos todos se acerquen más cada día al disfrute pleno de sus derechos.

Anuncios