Mucho se ha dicho y escrito sobre el luctuoso 11 de Septiembre de 2001. Sin lugar a dudas,ha sido un hecho terrible por la cantidad de víctimas,y mucho más terrible por la gran mentira montada por las agencias y organismos de seguridad gubernamentales del imperio.

Les ha dado la excusa perfecta para mostrarse como víctimas ante el mundo y así poder iniciar su “cruzada” contra el “terrorismo islámico”.Pueril excusa para apropiarse de los recursos naturales que amortizaban sus gastos bélicos,y posteriormente,les dejarían pingües ganancias.

Pero en verdad,no es una fecha que les sea ajena.No es el primer 11-S en el que han tenido injerencia,responsabilidad o participación.

Anuncios