Otros Artículos

Radio Periodismo

 

Ignacio Ramonet  considera  que los periodistas están en vías de extinción y que la calidad del trabajo de los jornalistas se encuentra en regresión, al igual que su estatus social. Según el experto asistimos  a una doble revolución, de índole tecnológica y económica y se pregunta ¿Provocará esta mutación la desaparición del periodismo? Cuba no está exenta del problema pero la situación es diferente,  debemos  verla desde otro punto de vista, aquí los medios, están en manos del pueblo y  la mayor dificultad en nuestro país radica en la integralidad del profesional de la prensa, labor creativa y productividad. En la radio como en otros Medios  el periodista atiende varias esferas desde fuentes económicas, sociales, culturales o políticas, algunos se quejan porque es mucho el trabajo. José Martí, escribió de todas las esferas y nunca se quejó,  nuestro gran primer maestro leía de todo,  todo lo observaba, escuchaba con atención y redactaba constantemente, no tuvo computadora, tampoco Internet, encontraba tiempo para cultivar las relaciones humanas, indispensable en  la profesión del periodista que se consolida en la medida que  eleva el conocimiento y sus contactos interpersonales. En la sociedad cubana los periodistas no se extinguen, se multiplican.

La preocupación  de Ramonet estriba en las relaciones de la prensa con el mundo actual, especialmente en los países  que opera “La gran prensa” donde  se abre camino la idea de que el perceptor  como intermediario ya no es necesario, que uno ya puede informarse sólo. La idea de la autoinformación se impone, eso es muy cierto.

La burguesía y el Capitalismo se regocijarían  ante  el hecho de que se acaben los verdaderos periodistas y no es para menos,  porque les molesta la verdad frente a la mentira  que desentraña la palabra, la pluma o las imágenes  de los reporteros.

Debemos tener presente  a Osvaldo Bayer historiador y periodista argentino  quien recuerda a Rodolfo Walsh como referencia de periodismo: “Su voz de reportero iba descubriendo uno a uno los crímenes de una burguesía ávida y sin escrúpulos, las traiciones de esa misma burguesía al país, a la condición humana. Era un reportero que revolvía todo para encontrar la verdad, pero a la vez era el cronista que volcaba su investigación en crónicas para el pueblo. Fue el escritor de los rezagados, de los más humildes”. Periodistas como Walsh no podrán extinguirse mientras exista la explotación de unos hombres sobre los otros.

El lugar  y el trabajo del periodista cuentan con un espacio de diversidad enorme que influye en la vida cotidiana de las mayorías, cuando es eficaz y se avala por la investigación. El reportero influye en los modelos de comportamiento social, crea expectativas de vida porque es un elemento activo dentro de los procesos de cambios. El periodista es un guerrero de la comunicación de todos los tiempos, su luz no puede extinguirse.

Anuncios