La radiestesia como hecho físico indica que desde la Ciencia se requiere apelar a un conocimiento mínimo de los hechos que la avalan. También en lo científico porque se trata de un problema cultural que distintas civilizaciones han arrastrado y le han dado un lugar o desterrado, según los individuos, tal y como se ha producido en Occidente en los últimos siglos. El fenómeno radiestesia ha encontrado detractores en algunos hombres de la ciencia y autoridades del Estado al considerarla una disciplina seudo científica que pretende la existencia de elementos sobrenaturales. Quienes así piensan asumen una postura reduccionista del problema.

Anuncios